Un año para recordar

maxresdefault

El 2015 ha llegado a su fin y he de decir que me da pena dejarlo atrás. Ha sido un año en el que ha cambiado completamente mi forma de actuar y comportarme frente a determinadas situaciones. Ahora me siento más fuerte, más decidida y mucho menos inocente y tonta que antes.

En cuanto a la gente, la hay que ha desaparecido, que ha aparecido o que ha permanecido en mi vida durante estos 365 días. Lo que sí tengo seguro es que no echo de menos a nadie que no esté a mi lado actualmente. Separarme de algunas personas ha sido la mejor decisión que podría haber tomado, y conocer a otras nuevas siempre es una gran oportunidad de encontrar gente que podría ser increíble. Acabo este año afirmando que estoy rodeada de las mejores personas posibles, que no podría pedir ni encontrar a nadie mejor que ellos. Además, he aprendido a detectar personas tóxicas, a no dejar que mi empatía me vuelva demasiado buena, a perdonar siempre, pero dando segundas oportunidades solo a quien se lo merece.

Este año he cumplido más de un sueño, he alcanzado alguna de mis metas y he reído a más no poder. Pero también he llorado, he gritado, lo he pasado mal y he hecho pasarlo mal a personas que no se lo merecían. Nadie es perfecto, ¿no? No estoy orgullosa, y me arrepiento de muchas cosas, pero si tuviera la oportunidad de cambia algo, nunca lo haría. Me he fortalecido de mis disgustos y he aprendido de mis errores. Me han afectado tanto que sé que no volveré a cometerlos.

Otro detalle del que me he dado cuenta es que a lo largo de este año ha mejorado considerablemente la idea que tengo de mí misma. He dejado de infravalorarme continuamente (aunque, como todos, tengo mis momentos) y soy más consciente de lo que soy capaz de hacer, por lo que me propongo más y mejores objetivos.

Estas reflexiones no las había hecho ningún año anterior. Nunca me había hecho falta. Todos los años eran iguales y no precisamente dignos de recordar. Pero en esta ocasión, en parte debido a mí, pero sobre todo gracias  a un grupo de personas, algunas nuevas y otras que me acompañan desde hace bastante tiempo (esas personas saben perfectamente quienes son), este año ha sido muy especial, se ha convertido en un punto de inflexión en mi vida, en el cambio más importante que había experimentado nunca.

Ahora sé que tengo poder sobre mí y sobre mi vida, y eso me da el optimismo que necesito para enfrentarme a un nuevo año que promete bastante.

Ojalá el 2016 cumpla mis expectativas y las de todos vosotros. Espero que piséis el nuevo año con fuerza y siempre comenzando con el pie derecho. Que estéis rodeados de gente que os quiere. Que os dejéis sorprender, que riáis y abracéis muy fuerte. Porque eso, eso precisamente, es de las cosas más bonitas de la vida.

Feliz año nuevo a todos 🙂

Anuncios

2 comentarios en “Un año para recordar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s